Amor antes de la guerra

Jett y Viper son dos buenas amigas que se conocieron cuando se creó su batallón de combate, a partir de ahí la confianza fue creciendo, ya que habían pasado muchos momentos difíciles en las batallas, como también momentos felices en grupo.

Un combate muy difícil estaba por venir, y todo el equipo está nervioso, ya que no sabían cómo podría resultar para ellos. Un día antes, siempre se ha reunido todo el equipo, para platicar los detalles de la operación, como también todas las estrategias que van a implementar. Ya cuando finalizo dicha reunión, Viper y Jett quedaron solas en la habitación, charlando y riéndose, para calmar los nervios.

Para calmar los nervios

Viper le conversaba de todas las cosas que a ella le gustaba, y las risas nunca faltaron en esa habitación. Ambas se sentían felices en ese momento, compartiendo su infancia, que quieren lograr a futuro, que opiniones tenía cada una del equipo, de sus integrantes, de que podrían cambiar para que fuese mejor.

Hasta que llegó el momento de hablar de la difícil misión que tenían el día siguiente por la tarde, ambas volvieron a ponerse nerviosas, pero igual seguían platicando, diciéndole a la otra que le incomodaba, que pasaría en el peor de los casos. Todo eso les llego a la mente, pero sabían que se tenían la una a la otra, para calmarse y ayudarse si la misión se tornaba complicada para alguna de ellas.

Mientras hablaban más de la misión, más se ponían nerviosa, hasta que hubo un punto donde Jett se puso a llorar, Viper la intento calmar hablándole, pero no tenía caso, ya que ella también estaba nerviosa y sabia lo duro que sería el día siguiente.

 

Lo primero que se le ocurrió, para aliviarla a ella y también para si misma, fue darle un gran abrazo. Mientras los brazos de ambas estaban en el cuerpo de la otra, empezaron a mover las manos, acariciándose todo el cuerpo, buscando calmar los nervios de las manos.

Mientras se acariciaban, su mente dejo de pensar en la batalla del día siguiente, entonces lo comenzaron a hacer con más pasión y as delicadeza, hasta que llego el punto en que las dos amigas, se miraron a los ojos y sin decir nada, comenzaron a besarse como si no existiese nadie más, como si no hubiese otra cosa que pensar, todos los nervios, pensamientos negativos, dudas, la misión, el equipo, nada de eso pasaba por sus mentes, eran solo ellas dos y ese beso apasionado.

Por lo bien que se sentían ambas, las caricias y los besos fueron entrando en la excitación de querer ver el cuerpo desnudo de la otra. Viper comenzó a quitarle la camisa y Jett le respondió con lo mismo, todos los movimientos de las manos que hacían, eran tan delicado, que no había nada que pensar, solo querían tener un buen tacto, para satisfacer a la otra.

Ambas sin camisa, siguieron con las demás prendas del cuerpo, hasta estar completamente desnudas, estando así, las dos se volvieron a mirar fijamente, porque sabían que iba a pasar ahora en ese momento, querían estar seguras de que no se arrepentirían de nada.

Cuando se vieron decididas, se comenzaron a besar y a pasar la lengua por cada lugar del cuerpo, los senos fue el lugar donde más se centraron en dar los besos y caricias. Ambas sintiendo un placer como nunca lo habían sentidos, hasta llegaron las manos hasta la vagina de ambas, acariciándola, lentamente, los gemidos en esa habitación no pararon.

Las dos llegaron al orgasmo y aun así estaban sedientas de sexo y querían más. El sexo apasionado duro una hora, cuando terminaron, las dos se vistieron, se arreglaron, se dieron un gran beso y se marcharon, sabían que al día siguiente tenían que estar concentradas.

 

 

Category: Jett, Viper