El equipo 4 se estaba preparando para realizar un combate en un distrito lleno de personas civiles, sabían que allí habría daños colaterales pero lo que menos querían pensar era en eso. Todo el equipo se bajó de un helicóptero, para enfrentar la amenaza que tenían en frente. Pudieron repeler a los enemigos que allí se encontraban, pero igual las balas y estallidos de las bombas aun no cesaban.

Omen y otra chica que no es de Valorant Porno 

Caroline es una hermosa mujer, con un cuerpo impactante, más de un hombre quisiera tenerla en sus brazos, en su cama o donde fuese. Ella estaba realizando compras en una tienda de ropa interior, cuando de repente suena un ruido perturbador más el impacto del aire de alguna explosión no muy lejana.

Lo primero que hace todo el mundo que se encontraba en la tienda, fue correr hacia afuera, pero Caroline los nervios la traicionaron y lo único que pudo hacer fue esconderse debajo de un estante de sostenes. Estando allí por un rato largo, o así lo creía ella, escucha el sonido de la puerta de la tienda, pero los nervios no la dejaron asomarse para ver quién era la persona que estaba entrando, si era amigo o enemigo.

Omen estaba revisando todos los rincones del distrito, para saber dónde estaban escondidos los enemigos, o si había alguno que se hiciera pasar por civil, después de inspeccionar una gran variedad de negocios, y ver heridos muchos civiles, entro en una tienda de ropa interior, y con una voz fuerte, pregunta si había alguien ahí.

Para su sorpresa nadie respondió, pero aun así continuo investigando toda la tienda para estar seguro. Mientras se desplazaba sigiloso entre todas las ropas que había en el suelo y el desorden, pudo notar las piernas de una que se intentaba esconder y le temblaba de miedo. Con mucho cuidado se movilizo hacia donde esta chica se encontraba y la apunto con su arma.

Cuando pudo detallar a la mujer que se encontraba escondida y atemorizada, pudo ver que se trataba de una chica sumamente hermosa, con un cuerpo que deslumbra a cualquiera y un vestido que no deja mucho a la imaginación. Con una voz firme le realiza una serie de preguntas para saber si es civil o enemigo.

Ella con voz nerviosa y asustada le pudo decir que se llamaba Caroline y lo que estaba haciendo allí en ese momento, era comprar nueva ropa interior hasta que empezaron los disparos y las explosiones. Omen aún no podía asimilar la belleza de la mujer, más el estrés que poseía por la misión, se le ocurrió la idea de intentar cortejarla lo mejor que pudo a ver hasta donde llegaba la situación.

Caroline, se sintió sorprendida al ver la amabilidad y el cariñoso trato que tenía hacia ella el combatiente. Hubo un punto donde ya no le decía ni señor o guerrero, sino Omen. Se sintió maravillada al ver su trato, como le hablaba y como intenta curar los rasguños de su cuerpo, que mientras lo hacía, le pasaba sus manos por su cuerpo y ella sentía una gran excitación de querer entregarse por completo a aquel hombre, a su salvador.

Omen sabía lo que hacía, la tocaba delicadamente en todo su cuerpo para ver si ella cedía a la tentación de tener sexo en aquella tienda. Después de un pequeño tiempo, noto que mientras la iba tocando para ver sus heridas, a Caroline le causaba un cierto placer de excitación, sin vacilar, se acercó lo más que pudo y le comenzó a besar todo el cuerpo. Su lengua recorrió desde las piernas hasta llegar finalmente a su boca.

Caroline se encontraba fascinaba con esta escena, hasta que dejo sus nervios a un lado, y se desnudó y entregó completamente a Omen, teniendo una gran actividad se sexual en esta tienda de ropa interior, donde ellos eran lo único que existían, no les importaban si algún enemigo o equipo entraba y escuchaban sus gritos de satisfacción. Cuando Omen eyaculó se vistió, ella le dijo gracias por lo que había hecho por ella y se despidió. Mas nunca lo volvió a ver, solo le queda el recuerdo de haber tenido un maravilloso sexo en aquella tienda.

 

Category: Omen