Las explosiones no dejaban de cesar, Sage y Viper estaban ocultas en una fábrica esperando a que todo pase para seguir combatiendo. El tiempo duro y nada pasaba, pero eran bombas que caían del cielo solo para eliminar cualquier rastro de personas que allí estuvieran y no enemigos que estuviesen ahí. Pero ella supieron como esconderse bien y allí donde se encontraban era muy difícil que cayera una, mientras pasaba el tiempo no sabían que hacer para distraerse hasta que una de ellas se le ocurrió una idea.

Tiempo de ocio en valorant xxx

Sage y Viper estaban seguras de que en esa fábrica donde ellas se escondían, no iba a pasar nada malo o eso es lo que creían, ya que la ubicación donde se encontraban era una zona donde nadie atacaría porque las condiciones del lugar donde ellas estaban no estaban aptas para albergar a personas.

Mientras los ataques transcurrían constantemente, ellas no sabían cómo hacer para olvidarse de lo terrorífico del ambiente. Hasta que surgió una idea de la nada, ambas comenzaron a jugar un juego donde tenían que decir la verdad o cumplir alguna clase de reto, así duraron un rato hasta que las preguntas dejaron de tener sentidos y los retos fueron los que animaron el juego.

Como no había nada que hacer en esa fábrica, hubo un momento donde los juegos se tornaron eróticos y ambas quisieron continuar jugando, los retos iban desde ir hacia un lugar haciendo algún ridículo, hasta quitarse alguna prenda. Este último fue lo que domino el juego, hasta el punto que ambas por cumplir los retos quedaron desnudas. Ya no había nada que decir para que Viper o Sage hicieran y todo se volvió erótico, donde Sage le dijo que se masturbara en frente de ella, Viper accedió y lo hizo encantada, disfrutando ese momento.

Mientras lo realizaba, Sage le provoco unirse a ella para que ese momento lo pudiesen disfrutar ambas. Una frente a otra masturbándose, tocándose todas las partes del cuerpo con un una excitación que no se podía explicar. Hasta que se miraron fijamente y decidieron tocarse entre ambas. Las dos mujeres masturbándose la una a la otra sin pensar en lo que afuera estaban ocurriendo.

Pero la situación continúo más allá, ya que los senos fue otra parte donde las caricias fueron llegando y llego hasta al punto donde se comenzaron a besar. Ellas nunca habían sentido lo que estaban viviendo en ese momento antes, nunca una mujer había explorado sus cuerpo y menos en esas condiciones en las que estaban.

Las lenguas no faltaron en los cuerpos desnudos que allí se encontraban, las fascinación por el tacto que ambas tenían se demostraron con orgasmos, gritos de placer y hasta rasguños cuando la situación se tornaba salvaje.

La noche llegó y las explosiones dejaron de sonar aquella fabrica, ambas con el cuerpo desnudos, acostadas descansando del placer que habían tenido, sabían que todo ya había pasado, que estaba en una zona segura y podían salir de allí sin ningún tipo de percance. Viper y Sage decidieron mantener en secreto lo que en esa fábrica había acontecido, pero decidieron que todo eso se iba a volver a repetir, porque los sentimientos que allí hubo, tenían que volver a suceder.

Ambas llegaron a la agencia a salvo, muchas guerreros las felicitaron por regresar con vida de aquel territorio hostil y que cualquier buen agente pudo perder la vida. Sage y Viper se sentían orgullosas, tanto así, que Viper invitó a Sage a un cuarto donde ella dormía en la agencia para celebrar y volver a sentir lo que en esa fábrica sintieron, pero esta vez con el alivio de estar seguras en casa.

 

Category: Viper, Sage