Los pacientes felices

La agencia cuenta con un personal médico altamente calificado, la doctora Sage, es la que tiene la mayoría de los casos de los guerreros que llegan heridos de las batallas. También porque la mayoría de los guerreros eligen ser atendidos por ellas, ya que ella guarda un gran secreto para sí misma, es ninfómana con sus pacientes.

Excelente servicio medico en valorant porno 

Sova estaba batallando cuando resulto herido con una bala en el hombro, pero igual ganaron el enfrentamiento. De camino a casa, en su mente solo había una cosa, saber que Sage era la doctora que se iba a encargar de curarle las heridas ocasionadas en batalla y otras cosas más.

Al llegar a la agencia, lo primero que hace es preguntar por la doctora Sage, que necesitaba su ayuda de inmediato, todo el personal de enfermeros, lo trasladaron a la habitación donde seria atendido por Sage, mientras ellos iban a llamarla. Sova se puso lo más cómodo posible en la cama que le asignaron porque sabía que iba a pasar un rato agradable mientras los estuviesen curando.

Sage llego lo más pronto que pudo a la habitación donde se encontraba Sova, sin perder tiempo empieza a hablar con el sobre lo que le había pasado y como estuvo su día, mientras ella sanaba las heridas de todo el cuerpo y también cocía el hombro donde tenía la bala.

Ya cuando había tratado las heridas de Sova, con un movimiento brusco lo lanzo de espalda para que se acostara. Sin dejar que el reaccione a lo que estaba pasando, Sage se montó encima de él y lo comenzó a besar. Sova, con dolor n los hombros y en el cuerpo, igual le siguió el juego, ya que esto era lo que en verdad él quería.

En ese ataque de sexo que hizo Sage de valorant xxx, comenzó a acariciarlo y a lamerle en muchas partes del cuerpo, además de los rasguños. Aparte de ser doctora, ella disfrutaba tener sexo con los heridos, porque le fascinaba ver la cara de dolor de ellos cuando ella está haciendo su trabajo en el sexo.

Sage enseguida le comienza a quitar la ropa a Sova sin delicadeza hasta que lo deja enteramente desnudo y le comienza a realizar sexo oral mientras ella misma se va quitando la ropa. Sova sin necesidad de mover una parte de su cuerpo, está disfrutando de todo eso que está pasando, es un dolor que vale la pena soportar.

Estando ya desnuda, ella se vuelve a montar en él, y le realiza un sexo salvaje como a ella le gusta y sabe que a Sova le encanta que se comporte así. Lo único que no que le falta a ella para que ese momento llegue a tener todo el placer posible, es poder gritar, gemir a gritos como ella le gusta hacerlo, pero sabe que no puede, ya que están en una habitación del servicio médico de la agencia y hay muchas personas, heridos, enfermeros, otros doctores que podrían escucharla y causarle algún problema hacer eso.

Mientras más cara de dolor ponía Sova, Sage disfrutaba mejor el momento y seguía haciendo lo posible para que ese dolor continuase. Debe ser por eso que le encanta ser doctora, por el morbo que le produce el dolor de otras personas, y su ninfomanía también ayuda a que donde esta ella, sea su lugar preferido.

Cuando Sova eyaculó, ella se vistió y también lo ayudo a él a vestirse, ya que el dolor que le había causado, hacía que se le hiciera un poco difícil el poder moverse. Pero Sova estaba feliz de ese dolor y le dijo antes de marcharse “No veo el momento de que me hieran en combate para volver a venir a verte”.

Category: Sage, Sova