La paz antes de la guerra

Un enfrentamiento difícil está por venir y el capitán Phoenix lo sabe. El miedo de fracasar la misión es más profundo que de padecer en ella, su equipo lo sabe, lo conocen muy bien ya que han tenido muchas misiones juntos, pero no se atreven a decir nada, porque ellos también saben lo difícil que será el día de mañana para todos. Jett una guerrera apasionada, se le ocurre una idea para que su capitán este en óptimas condiciones para afrontar lo que viene.

Ideas, calma y lujuria

Jett invita al capitán Phoenix a caminar y conversar un rato, para que el pueda despejar la mente y hablar otra cosa que no sea el miedo al día siguiente. Phoenix accede a la reunión con la idea de no hablar del tema y de generarle confianza a Jett y así ello motive por igual al equipo.

La reunión se dio en la noche y terminaron en un bar tomando y hablando de los pros y los contras que tiene el equipo, pero en ningún momento se discutió el enfrentamiento del día siguiente. Cuando ya los dos se encontraban ebrios, se olvidaron del equipo y entablaron conversaciones más personales y juegos provocativos.

A ambos les pareció buena idea, llevar esa conversación a otro lugar más privado y con otro tipo de ambiente, Phoenix ofreció su casa y ambos se fueron. Al llegar no hubo la necesidad de decir una sola palabra, su cuerpo, sus respiraciones, sus gestos, todo indicaba lo que en realidad ambos querían que sucediese.

Aun ebrio Phoenix se contenía por ser el capitán y no quería malinterpretar algo que para el puede estar equivocado, tuvo que abalanzarse sobre el Jett, ya su cuerpo no lo resistía mas, ambos se desnudaron frenéticamente, acariciando, mordiendo, besando, aruñando todas las partes del cuerpo del otro.

El deseo era intenso, los gritos en aquella casa no dejaron de escucharse en toda la noche, ambos querían tener la adrenalina a tope para cuando llegara el combate. Esa noche de pasión y de sexo que tuvieron ambos, tal vez pudo haber sido la mejor que hayan tenido en mucho tiempo y que jamás se les iba a olvidar, pero sabían que tenía que acabar en cualquier momento, ya que tenían un enfrentamiento que ganar.

Cuando llego el primer rayo del sol, ambos se despidieron con un largo y apasionado beso, sabían que se verían en un rato, pero ese beso significaba ams que una despedida, significa una noche de pasión que ambos querían que se volviese a repetir, significaba una promesa que ambos saldrían vivos de esa batalla para que volviese a suceder ese rico sexo ambos tuvieron.

Guerra

El equipo estaba conformado por 8 integrantes, entre ellos estaba el capitán Phoenix y Jett, ambos silenciosos por lo que había sucedido la noche anterior. Phoenix sin haber podido dormir, tenía que dar directrices a todos para afrontar la dura batalla que viene en pocos momentos.

La batalla empezó, hubo momentos difíciles hasta un punto que estaban acorralados y pensaban que hasta ahí iban a llegar. Pero todo cambio cuando el plan empezó a funcionar correctamente y dio un giro de repente el combate, haciendo que Phoenix y su equipo resultaran victoriosos sin ninguna baja.

El equipo no lo podía creer, entre ellos Jett estaba asombrada de cómo pudieron afrontar esa situación tan eficazmente, si ambos no pudieron descansar en la noche, como Phoenix pudo estar totalmente concentrado. Esto hizo que se le creen pensamientos eróticos del hombre el cual podía confiar su vida y el sexo.

Al llegar a la agencia, ella no pudo resistir sus ganas y llamo a Phoenix a un cuarto de armas los más urgente posible. Cuando Phoenix llegó, ya ella lo esperaba desnuda con ganas de celebrar con sexo, con aquel hombre que le hizo vivir una noche de pasión y la mantuvo con vida en una situación complicada.

 

Category: Jett, Phoenix