Historia en la agencia

Omen es un agente experto en todos los campos de seguridad, pero su forma de ser es muy misteriosa y se podría decir que casi espeluznante, todo esto por sus conocimientos en batalla y su sangre fría al momento de actuar en una misión de alto impacto.

Pero lo que casi nadie sabe, es que también tiene una mente pervertida en cuanto al sexo, le encanta todo tipo de fetiches que se trate de sexo, se podría decir que es una persona que practica mucho el sexo todos los días, siempre y cuando no está en una misión.

Agencia

Intentando de huir de una misión que casi estaba por acabar mal, solo por ser descubierto a último momento cuando se trataba de escapar. Herido con dos balas en su hombro derecho, pudo llegar a la agencia con una misión de alto riesgo pero a fin de cuenta, realizada con éxito, solo con la novedad su escape poco sutil.

Encontrándose en la agencia, prepara el informe antes de que quiera ser atendido por el personal médico de la agencia. Ya que su ética ponía por encima de su salud y de su dolor, la misión que tenía por cumplir.

Realizado el informe, se dirige a la sala médica, pensando adentro de el, que ese dolor que le causaba las heridas de balas, lo excitaban un poco y quería tener sexo en ese momento, para poder celebrar de la mejor forma que el conoce otra misión cumplida, y las heridas de balas, un recuerdo para conmemorar ese momento.

Al llegar a la sala lo atiende la doctora Sage, una mujer realmente hermosa y con un buen cuerpo, que llego a realizar la profesión de medicina por sus padres, pero que fácilmente podría haber llegado a ser una modelo internacional.

Sage conocía los trabajos de Omen, como también el gran agente y lo importante que era para a agencia. Cuando lo ve así herido, empieza a curarle las heridas con el mayor cuidado posible. Omen se encontraba sin camisa, mientras que la doctora pasaba las manos sobre su piel, para descifrar que otras heridas podría haber tenido el agente, en su cabeza se imaginaba otras muchas cosas que podrían suceder en aquella sala, pero por su ética médica, evitaba hacer.

Omen al percatarse de esto, la ha tomado del brazo para ver la reacción de la doctora. Al ver a la doctora sorprendida pero sin soltarse las manos de él, notó que en el interior también la doctora quería que sucediese lo que el estaba a punto de realizar.

La ha tomado por la cabeza, mientras le daba un beso apasionado, fue tocando a la doctora en distintas partes del cuerpo, y así saber hasta que limite él podría llegar y si la doctora permitiría saciar las ganas de sexo y que le tenía después de haber realizado una misión exitosa.

Al encontrarse ya seguro que la doctora estaba deseando lo mismo que él, le fue comenzando a quitar la ropa hasta que los dos estuvieron desnudos. Sage también le acariciaba todo el cuerpo, pero con mucho cuidado para no intentar causarle dolor en las heridas y hematomas que ya tenía. Al percatarse que le gustaba como se sentía el dolor, fue un poco más brusca, al final de cuenta vio que eso era lo que quería Omen.

En un acto desenfrenado de sexo, donde los dos disfrutaban apasionadamente, haciendo lo que le gustaba a cada uno, Sage intentando causarle el mayor placer a Omen, causándole un poco de dolor en las heridas que tanto se enorgullecía de ellas, mientras que Omen intentaba hacer un sexo desenfrenado y nada sutil, ya que noto el placer que esto le causaba a la doctora.

Al terminar ese gran acto sexual que los dos tuvieron, se vistieron y no se dijeron nada, sabían ambos que mantendrían ese gran secreto entre los dos, añorando que volviera a suceder para volver a sentir todas las emociones que vivieron en aquel momento.

Category: Omen, Sage