Gratitud

Viper y Sage, habían estudiado mucho tiempo juntos química, Sage por la parte de medicina para elaborar los remedios que ayudan a sanar a todos los agentes. Y Viper para crear sustancias y gases tóxicos que ayuden su capacidad de guerrero y agente en los enfrentamientos de las batallas. Ellos siempre han sido amigos, pero no había pasado a más de solo platicar sobre los estudios y su amistad, aunque Viper deseaba desde siempre a Sage sexualmente.

Gratitud por la batalla

Sage se encontraba en su laboratorio leyendo sobre nuevos procesos de sanación, descubiertos en otra parte del mundo. Cuando escuchó un fuerte sonido proveniente del lugar oculto que se encontraba. Al intenta visualizar que estaba sucediendo, vio que los enemigos descubrieron su ubicación y entraron.

Aparte de doctora, ella también sabía manejar algunas armas, lo cual le resultaba útil para salir junto a los agentes en misiones. Agarro las mejores armas que poseía a la mano, para dar fuego de respuesta a los enemigos. Intento defenderse lo más que pudo, pero eran muchos enemigos y solo quedaba ella sola en dicho laboratorio secreto que se encontraba, todos los demás agentes, enfermeros y médicos, habían caído a manos del enemigo.

Herida y con rasguños por intentar esquivar las balas y todas las bombas que le lanzaba el enemigo. Ya se daba por acabada, no tenía muchas municiones y aun le quedaban una docena de ellos por combatir. Dándose por vencida intento gastar las últimas municiones que le quedaban para hacer valer su existencia e intentar llevarse a unos cuantos con ellas.

Cuando de repente ve que no le quedaban municiones y por adrenalina e intuición se intentó esconder. No quedaba más de otra que esperar su muerte. Escucho los pasos del enemigo acercándose y gritando órdenes.

Se escuchó fuertemente una explosión y un olor a químico. Luego de esto hubo un gran silencio, ella sabía que podía ser una trampa y no Salió de la ubicación en donde se encontraba, hasta que escucho su nombre, con el sonido de la voz de uno de sus grandes amigos. Era Viper, el cual la estaba llamando para contarle que todo ya había pasado y había acabado con el resto de enemigos que quedaban.

Saliendo de su escondite con el arma que no tenía balas, pero tal vez los enemigos no sabían de eso apunto por toda la zona, hasta que pudo reconocer la cara de Viper, el cual no dudo en saltar de felicidad hacia el, llorando de emoción y dándole mucha gratitud. Por su cuerpo recorría una adrenalina inmensa, que no podía evitar estar emocionada y abrazar a Viper.

En uno de esos abrazos se le ocurrió besarlo para demostrarle cuanta gratitud tenia, Viper le respondió con otro beso apasionado. Lo cual llevo a un excitante desenfreno de besos y caricias, l los dos se empezaron a quitar la ropa con una emoción. Finalmente desnudos, empezaron a tener relaciones sexuales alocadamente, en esa habitación se oían gritos, dos cuerpos que se unían por más que un sentimiento, Sage por gratitud y Viper por obtener lo que siempre había querido con ella.

Un largo sexo desenfrenado, con muchas posiciones y orgasmos, termino con unas gracias de parte de Sage, diciéndole que esto no solo lo había hecho por gratitud, sino que hace mucho tiempo había querido que esto sucediera. Al acabar el sexo, se vistieron, se aseguraron de que no haya nadie más que pudiera atacarlos y se fueron para la agencia.

En todo el camino no habían hablado lo que había sucedido, estaban callados. Al llegar a la agencia, Sage le dio un beso en la boca de despedida a Viper y le dijo que en la noche quería volver a tener sexo con él, pero esta vez en un lugar más privado para ambos. Viper se emocionó y continúo todo su día con un excelente estado de ánimo, esperando que s haga de noche para que Sage volviera a estar en sus brazos con un cuerpo totalmente desnudo.

Category: Jett, Viper